jueves, 21 de febrero de 2008

ALTERNATIVAS DE SUPLEMENTACION ANIMAL (BLOQUES MULTINUTRICIONALES, ENSILAJES, HENOS Y HENOLAJE)



La estacionalidad en el trópico es una de las limitantes más marchadas, entre las que históricamente han venido afectando al sector agropecuario nacional y particularmente al subsector pecuario, el cual se ha visto afectado por el desorden climático (cada vez más frecuente y prolongada) que restringe drásticamente la aparición de las lluvias, ocasionando el deterioro de los campos donde pastan y beben los ganados. Por esta razón, las autoridades gubernamentales y el gremio ganadero vienen trabajando conjuntamente en el diseño de estrategias y planes de contingencia, tendientes a contrarrestar sus afectos adversos estando en un foro virtual de alimentacion bovina y estrategias en tropico alto y con las experiencias de unos amigos y la experiencia mia propia en sistemas de suplementacion y alternativas transversales en la alimentacionme gustaria dar a conoser algunas de ellas.

En las épocas de sequía los pastos son drásticamente deficientes tanto en su cantidad como en su valor nutritivo. Por lo cual, los animales están obligados a consumir forrajes que no le proporcionan los requerimientos nutricionales necesarios para su mantenimiento y originando con ello pérdidas de peso, bajas en la producción de leche, y problemas reproductivos.
La suplementación estratégica es una herramienta tecnológica apropiada para mejorar las condiciones que enfrentan los rumiantes en el trópico. La eficiencia en la fermentación ruminal de dietas basadas en forrajes fibrosos se logra al aportar adecuados nutrientes suplementarios como: nitrógeno fermentable, aminoácidos, minerales y proteína sobrepasante.
Los bloques de melaza- urea han sido desarrollados desde hace algunos años en muchos países y son considerados como un suplemento para dietas basadas en residuos fibrosos de cosechas o con pasturas en época de sequía.

La carencia de forraje en la época de verano, constituye uno de los principales problemas a que se ven enfrentados nuestros ganaderos. La alternativa entonces es aprovisionar alimentos cosechados en la época de invierno, para ser utilizados posteriormente en la sequía. Dos de estas alternativas son: la henificación, que consiste básicamente en el secado de forraje verde y el ensilaje que se basa en conservación de pastos verdes, sin reducción notoria del contenido de agua.
Se presenta en este articulo una revisión sobre la elaboración de bloques multinutricionales y las practicas de conservación de forrajes más conocidas y sin embargo poco usadas en Colombia. Se requiere transmitir elementos prácticos para realmente prepararnos a enfrentar situaciones que cada día son más cotidianas.

BLOQUES DE MELAZA – UREA COMO UN SUPLEMENTO MULTINUTRICIONAL

La baja calidad nutritiva es una característica común de los recursos alimenticios para los animales en el trópico. Los pastos en la época seca, los residuos de cosecha y los subproductos Agroindustriales poseen un bajo contenido de micronutrientes, los cuales son necesarios para un eficiente crecimiento ruminal.
La deficiencia principal es de nitrógeno fermentable, se han establecido tres procedimientos para proporcionar NNP Nitrogeno No Proteico (urea principalmente) a los animales que consumen dietas fibrosas. La primera es regar urea sobre la paja; las otras dos emplean el principio del autoconsumo, según el cual se utiliza miel final como vehículo para la urea. Uno de los sistemas utiliza una mezcla liquida de urea y miel final (usualmente con concentraciones de urea desde el 8% al 14%). El otro método es hacer un bloque sólido que contenga concentraciones similares o mayores de urea en combinación con la miel y agente solidificante (Preston y Leng, 1987).

La alternativa para proporcionar urea en una forma más seguraya que la pollinaza mal manejada contiene microoorganismos patogenos perjudiciales para el ganado, se puede utilizar camas de forrajes en los galpones y con manejos asepticos ser4ia una alternativa viable en la ganaderia de ceba principalmente, es el uso de los bloques multinutricionales basados en la miel final, la urea y el material fibroso de relleno. Además de suplir el nitrógeno no proteico, estos bloques también pueden incorporar otros nutrientes como los minerales, vitaminas y otros compuestos nitrogenados tales como aminoácidos y los péptidos, que están en las proteínas naturales. Es decir, los bloques son el medio más eficaz para implementar en una forma técnica e integral, los principios de la suplementación estratégica.


Formulación de bloques

Son muchos los ingredientes que pueden entrar en la composición según su disponibilidad, valor nutritivo, precio, la facilidad para su utilización y su influencia sobre la calidad.
Debe tenerse presente que el objetivo primordial es fabricar un alimento de emergencia y hasta de sobreviviencia.

Descripción de los componentes


Melaza: Los bloques contienen diferentes porcentajes de melazas que son utilizados para varios niveles de consumo. La cantidad de melaza en el bloque puede variar entre 40% y 45%. Contenidos altos de melaza en la mezcla hacen difícil de mantener la dureza deseada del bloque y viceversa.
Para asegurar un buen endurecimiento de la mezcla, la melaza debe tener por lo menos un grado BRIX de 80 o más. Ella en principio no debe ser diluida en agua; sin embargo cuando la melaza esta demasiado densa, requiere la adición de agua en poca proporción para facilitar la mezcla misma.

Urea: El nivel de urea para ser incorporado en los bloques debe variar entre 5% y 20%. Se ha observado que al aumentar el nivel de urea el bloque el tiempo de solidificación disminuye, además que influye sobre la palatabilidad y posteriormente sobre el consumo del bloque. La proporción de urea recomendada en los bloques se relaciona con el tipo de ganado al cual se va administrar, por ejemplo: en vacas de lechería 5 -10%; en horras 10%; en levante 10%, en novillos 10 - 20%.
Dependiendo de la disponibilidad de otras fuentes de nitrógeno fermentable y de proteína verdadera, la cantidad de urea se puede disminuir. Sin embargo, comparativamente es más eficiente tanto económica como tecnológicamente la utilización de urea, aunque se cuenta con otras fuentes como gallinaza, harinas y tortas proteicas.

Mezcla mineral: Los minerales se añaden donde sea apropiado, la sal común generalmente se adiciona por que a menudo es deficiente en la dieta y por no ser costosa. El calcio se suple con la melaza (0,7% - 1.99%) y con la agente ligante (óxido de calcio o cemento) (Sansoucy, 1988).
La sal común o la sal mineralizada se adiciona entre un 2% - 5%. La sal mineralizada incrementa el costo del bloque pero igualmente mejora la calidad del mismo.
El suministro de la sal mineralizada provee conjuntamente con los otros componentes a nivel ruminal de un suplemento más completo.


Material fibroso: La base de la tecnología de los bloques es la reacción entre la cal viva(o el agente ligante) y los ácidos orgánicos de la miel, la cual en la presencia de una fuente de fibra de baja densidad (alta área de superficie), facilita el proceso de solidificación, por ello un punto clave es la selección de la fuente de fibra (Preston, 1988).
Un gran numero de subproductos agroindustriales como el salvado de trigo o de arroz, pulidura de arroz, cascarilla de semilla de algodón, bagazo de caña, cascarilla de cacao, cascarilla de maní, tusa molida, entre otros; han sido usados como relleno absorbente en la preparación de bloques. Estos ingredientes no solo aportan propiedades físicas al bloque como estructura – forma, sino también suplen ciertos nutrientes. Algunos pueden ser una excelente fuente de proteína sobrepasante y de energía para los rumiantes (Kunju, 1986).
 
El salvado de trigo, de arroz, harina de maralfalfa tiene múltiples propósitos en el bloque. Ellos proveen algunos nutrientes claves incluyendo fibra, grasa, proteína y fósforo, actúan como un absorbente de la humedad contenida en la melaza y da estructura al bloque. El material de relleno debe ser usado en un 5% y un 35% en el bloque, dependiendo de la proporción de los otros ingredientes. Cualquier material que se use para darle estructura al bloque debe estar seco y finamente molido.
Forraje de buena calidad: La inclusión de una pequeña cantidad de forraje preferiblemente de leguminosas o de un árbol forrajero o pasturas se constituye en un excelente estimulante del funcionamiento de la fermentación ruminal al proveer proteína verdadera de buena calidad y nutrientes sobrepasantes para el animal.

En muchos casos, este componente evita el uso de material de relleno o hace que su nivel disminuya. Generalmente, este forraje se puede incorporar al bloque entre un 10% - 30%, dependiendo de su disponibilidad en cada una de las fincas, se debe tratar de incluir fuentes existentes localmente para evitar el sobrecosto de los bloques al incluir otros insumos de características similares transportados de otros sitios. Algunos ejemplos de este tipo de materiales pueden ser: heno de hojas de: matarratón, leucaena, morera, chachafruto, entre otros. Un aspecto a considerar es el hecho de que este material debe ser seco y molido para facilitar su mezcla en el bloque.
Agente ligante: Se necesita usualmente un agente aglutinante para endurecer el bloque. Aunque, el mecanismo de su actividad no es bien conocido, varios productos pueden ser utilizados; cal viva (óxido de calcio, CaO), el óxido de magnesio (MgO) la bentonita, la cal dolomita (mezcla de CaO y MgO), el hidróxido de calcio, entre otros.

Cal viva: Está normalmente disponible en forma de piedras, por ello antes de usarla en la mezcla debe ser finamente molida. El nivel de óxido de calcio en los bloques puede variar entre 5% y 20%, sin embargo, cuando se usa en una concentración mayor del 10% causa depresión en el consumo del bloque (Choo, 1988).
Sansoucy (1986), reporta que la cal viva puede reemplazarse con cal apagada. Este material se presenta en polvo y por lo tanto no requiere ser molida. Sin embargo, al ser empleada en las mismas proporcionales, la cal apagada resulta menos eficaz para endurecer los bloques.

Fosfato Monosódico (NaH2PO4): Es un buen ligante usado entre 1% - 10 %. Sin embargo, por ser muy costoso su nivel recomendado no debe ser mayor al 3%.

Bentonita:
Es una especie de arcilla usada en la fabricación de pellets en concentrados para aves, también se utiliza en la actualidad en el endurecimiento de los bloques de melaza.

En la tabla siguiente se pueden observar diferentes ejemplos de fórmulas de bloques desarrollados en el departamento del Tolima, en condiciones especificas: 



La fabricación de bloques: Está dirigida en cuatro etapas :
• Consecución y preparación de los componentes.
• Mezclas.
• Moldeo y
• Secamiento.

Preparación de los componentes:
Todos los componentes deben estar secos, molidos y pesados antes de mezclarse.
Para prevenir el consumo elevado de urea en un periodo corto, provocando la intoxicación de los animales, es necesario que todos los grumos sean aplastados antes de introducir la urea dentro de la melaza, lo mejor es moler la urea antes de incorporarla.
El salvado no necesita ninguna preparación. Sin embargo, si se sustituye por otras fuentes de fibra tales como: cascarilla de maní, tusas de maíz o paja arina de maralfalfa o forrajes, esos materiales deben molerse finamente antes de mezclarlos.

La mezcla de urea con melaza necesita de especial atención. La urea debe ser completamente mezclada y absorbida en la melaza para que los gránulos de urea lleguen a ser invisibles. El mezclado de la premezcla de minerales y vitaminas, como también la del agente ligante, deben realizarse cuidadosamente; la secuencia de mezcla de los diferentes componentes debe ser respetada estrictamente para obtener buenos bloques.

Manufactura de los Bloques
Producción de bloques a mediana escala:
Proceso frío: Como lo ha descrito Sansoucy (1988): en un mezclador horizontal con paletas con doble eje, que se usa para mezclar los ingredientes en el siguiente orden de introducción: melaza (50%), urea (10%), sal (5%), óxido de calcio (10%) y salvado (25%), la mezcla luego se vierte en moldes (plástico o en cuadros de madera de 2,5 x 0,2 m). Después de 15 horas los bloques se pueden remover del molde y luego de 2 días pueden ser transportados.

El endurecimiento de los bloques requiere de 1 a 7 días cuando la mezcla se deja en moldes. Es conveniente dejar la reacción durante 30 minutos después del mezclado, antes de introducir el material dentro de la prensa (Preston, 1988).
Producción de bloques a pequeña escala:
El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), promovió la fabricación de bloques utilizando la máquina Cimba – ram, usada también para hacer bloques para la construcción de casas.
En mi experiencia personal me ha dado resultado: Pesar los ingredientes, mezclar la flor de azufre con la urea molida y adicionarla a la melaza y ello tenerlo en un recipiente; sobre una superficie limpia ir mezclando los materiales de menor densidad, tales como el material fibroso o el forraje de buena calidad tipo heno de hojas de leguminosas molidas y la sal mineralizada. Después adicionar el contenido del recipiente que tiene la melaza y después de mezclar estos componentes, adicionar la cal, la cual por estar en polvo conviene utilizar una tapa nariz. Mezclar nuevamente muy bien. Estos materiales se dejan por espacio de 30 minutos y después se lleva este material a los moldes.
Para la formación del bloque se utiliza una formaleta de madera de 30 cm de largo por 25 cm de ancho y 25 cm de alto; o un bloque plástico, pero se debe aprisionar la mezcla a mano con un pisón de madera o con la Cimba – ram, en capas de 7 cm – 10 cm. El objeto es obtener bien formados y suficientemente compactos los bloques tambien los asen en Ortega tolima don Santiago Perezcon moldes de madera.

ENSILAJES

La práctica de conservación de forrajes frescos, sin reducir su contenido inicial de humedad, en sitios específicos en donde se brindan ciertas condiciones para facilitar proceso fermentativos, es lo que tradicionalmente se conoce como ensilaje.
Durante las épocas de lluvias, es decir de pastos abundantes, el ganadero no se preocupa por la falta de hierba, pero cuando empieza la sequía entonces recuerda que los ensilajes son necesarios. Para la época de abundancia vuelve a olvidarse hasta el nuevo periodo de escasez del pasto. El resultado es que las pérdidas en producción de leche, reproducción y adelanto del ganado, son mayores que el costo de un programa de producción de ensilaje.
EL EXCESO DE FORRAJE PRODUCIDO DURANTE LA EPOCA DE LLUVIAS.... DEBE ENSILARSE PARA SUMINISTRARLO A LOS ANIMALES EN LAS EPOCAS DE SEQUÍA”.
PLANTAS QUE SE PUEDEN ENSILAR.
 
1. Maíz: Produce un ensilaje de excelente calidad. En clima cálido la variedad que se presenta es altamente productiva en materia seca con una maduración tardía, en climas fríos se prefieren variedades prematuras. Para un mejor ensilaje y con mejor calidad se debe utilizar la planta completa con mazorca o “choclo”.
2. Sorgo: Produce un ensilaje apetecido por los animales; crece bien en suelos fértiles y más secos que el maíz y se pueden obtener tres o cuatro cortes al año. Se debe escoger una variedad forrajera de alto rendimiento y en ningún caso una variedad enana o granífera.
 
3. Pastos: Los pastos, principalmente los de corte, producen un buen ensilaje. Aquellos que presentan tallo hueco dificultan el desalojo de aire, para ello se corta el material en trozos de tamaño pequeño alrededor de 2 cm y se apisona bien.
En clima cálido se pueden obtener buenos resultados con maralfalfa, elefante, guinea, guatemala y otros pastos de corte. En clima frío se recomiendan la avena forrajera, ensilada cuando el grano se encuentra en estado pastoso y el raigrás o el orchoro al iniciarse la floración. También la cebada y el trigo forrajero.
 
4. Leguminosas: Estas plantas son difíciles de ensilar, por su bajo contenido de azúcares, que tiene como consecuencia un lento desarrollo de las bacterias que producen acidez y desarrollo de las bacterias que producen putrefacción. Se puede ensilar en mezcla con una gramínea como maíz en proporción de 70% de gramínea y 30% de leguminosa. Por regla general las leguminosas se deben dejar secar un poco antes de ensilarlas, estas leguminosas tenemos, matarraton, yuca, leucadena entre otras
 
losproductores de silo como el ingeniero Carlos Saiz Ucros que comercializa silo de maiz de exelente calidad en CORPOICA , el Dr carlos Agusto toro que produce silo en su finca en espinal para su ganaderia de leche en la sabana entre otros productores como el medico veterinario Ivan Megia y su servidor de Ganaderias Organicas que ensilamos cadauno con diferentes tecnicas de ensilaje.


PRODUCCION DEL FORRAJE A ENSILAR

Según francisco javier cantor presentan la experiencia en la producción de ensilajes y recomiendan los siguientes pasos:
1. Elección y preparación del terreno: Con el fin de obtener buenos rendimientos, tanto en cantidad como en calidad, se elige un área de la finca que presente buenas características de fertilidad, drenaje, facilidad para la mecanización y algo importante, que se encuentre lo más cerca posible de donde se depositará el producto a ensilar.
La preparación del terreno se hace de igual forma que para cualquier cultivo comercial; se ara y se rastrilla hasta que el terreno cumpla condiciones adecuadas para la siembra si es nesesario dependiendo de la epoca se deve tener un sistema de riego por lo general se cultiva en rotacion con el arroz. En algunos casos se hace necesario sustituir el terreno debido a la compactación.
 
2. Fertilización:
Con anterioridad se hace análisis de suelos y de acuerdo con sus resultados se entran a hacer las aplicaciones que sean necesarias. En suelos de buena fertilidad en la práctica en Magangue se hacen aplicaciones por hectárea de 2 bultos de DAP, 1 bulto de cloruro de potasio y 1 bulto de urea, se puede llevar con abonos organicos solidos y liquidos como el Bocashi y el supermagro.

3. Elección de gramínea a ensilar: Teniendo en cuenta que el sorgo, a diferencia del maíz (siendo de mejor calidad el ensilaje de éste último), tiene requerimientos menores de agua para su cultivo y también la forma de aprovechar su fácil rebrote después del corte, se ha optado por el ensilaje de sorgo.  Los sucrosorgos no han funcionado por el problema de tener tendencia al volcamiento dificultando la recolección se puede utilizar pastos de corte caña forrajera y leguminosas mezclandolas y mejorandolas con melaza y urea, se puede sembrar en policultivos como maiz y frijol o maiz y cukzu.

4. Siembra: La siembra se hace por lo general al inicio de la época de lluvias. Para ello se emplea sembradora de tolva, con distancia entre surcos de 10,80cm y una densidad de siembra de 25 a 30 semillas por metro. Lo mejor es realizar la siembra con una humedad adecuada del suelo para así evitar daños a la semilla por insectos como la hormiga, cuando se siembra en seco, con lo que se vería afectado el proceso de germinación y desarrollo de la planta.

5. Control de plagas: Durante el periodo vegetativo se debe tener en observación al cultivo, especialmente con los comedores de forraje, ya que ataques severos de estos pueden bajar la producción. Las plagas más comunes que se presentan como comedores de forraje son el Mochis (Mochis sp.) y el cogollero (Spodoptera sp.), que actúan en muchas ocasiones como ejército. Los ataques más severos se han presentado de los 25 a 30 días de edad del cultivo; los controles se pueden hacer utilizando Lorsban 4E a dosis de 700 cc/Ha; si el ataque es sectorizado se hacen aplicaciones con bomba de espalda de 70 cc/bomba de 20 litros. En caso de que el Spodoptera haya entrado al cogollo, se utilizará una mezcla de Lorsban en polvo, con arena, la cual se esparce por el cogollo.
Cuando el sorgo inicia la floración (más o menos a los 55 días después de la siembra), se deben hacer observaciones por los bordes del lote para detectar la mosca del ovario (contarinia sorghicola), una de las plagas más peligrosas en sorgo ya que el adulto ovoposita en el ovario de la flor, luego al eclosionar la larva, ésta se elimina del ovario impidiendo la fecundación y por consiguiente el llenado de grano. En caso de detectarse la presencia de la mosca, se hacen aplicaciones por los bordes del lote con Lorsban líquido en dosis de 50 cc/bomba de 20 litros.

6. Control de malezas:
Se recomienda hacer un solo control con atrazina en pre – emergencia o post – emergencia temprana;; en el segundo caso se usa el producto con pegante. Estos controles son para malezas de hoja ancha y alguna gramínea y se debe hacer su aplicación en el suelo mientras halla buena humedad (capacidad de campo), para que el producto pueda trabajar. Las aplicaciones se pueden realizar con equipo de aspersión de tractor o bien con bomba de espalda, se utilizan las cultivas con tractor para aporque y control de malezas.
 
7. Cosecha del forraje: El momento recomendado para cosechar el sorgo es cuando el grano se encuentra en estado vítreo y la espiga presenta cambio de color crema a café claro, lo cual ocurre aproximadamente a los 80 días; esta labor se puede llevar a cabo con una cosechadora de maíz, de un solo surco, con rendimiento de 2.5 a 3 Has/día, lo que equivale a unas 30 zorradas u 80 toneladas de forraje por día.

8. Descargue: El descargue de los zorros se puede hacer manualmente utilizando palas, si se refuerzan y se les modifica su capacidad para que la evacuación sea más rápida. En general un hombre descarga en un día dos zorros. Mientras se realiza el descargue, un hombre puede adicionar urea al voleo, en proporción de 1 bulto de urea de 50 kg, para tres zorrados, esta urea se aplica con el objetivo principal de mejorar la calidad del ensilaje en cuanto a la proteína, 5 Kg/Ton de maíz picado en un ensilaje del 34% de materia seca, aumenta el contenido equivalente de proteína desde 9.3% a 13.3% teóricamente, aunque en la práctica puede perderse hasta un 60% de esa urea (Zapata, 1992, citado por Botero et al, 1997).
9. Llenado del silo: Si los silos son de gran capacidad y la labor a realizar es de varios días, el llenado se puede iniciar por uno de los extremos del silo, de tal manera que cada día siguiente se vaya adicionando una parte a un lado hasta terminar la cosecha. Esto permite ir tapando diariamente lo ensilado en el día. (Ver Figura 1). 

 

0x0px - 0 bytes





1. Pisado: Esta labor se puede realizar por presión y no por peso y como presión es igual a peso/área, se hace más recomendable que el tractor utilice llantas angostas.
2. Pisado: Esta labor se puede realizar por presión y no por peso y como presión es igual a peso/área, se hace más recomendable que el tractor utilice llantas angostas.

TIPOS DE SILOS MÁS FRECUENTES USADOS EN PAIS
Corresponden al tipo de silos usados para ensilar grandes cantidades de forraje.
Horizontales, Búnker o Trinchera: Son longitudinales y abiertos en uno o en ambos extremos, las paredes laterales deben ser ligeramente inclinadas (15-34 cm con declive por metro lineal), para facilitar apisonamiento del forraje.
Los muros de los silos búnker se pueden construir en ladrillo, bloques de cemento, piedra, concreto, madera. Las paredes deben quedar lisas recubiertas con cemento o asfalto.
Los silos de trinchera se construyen en la ladera de una colina; su longitud es diferente según lo permita la topografía del terreno y las paredes no deben ser muy verticales para evitar volcamiento de la tierra y facilitar un buen apisonamiento del forraje. El terreno donde se construyen los silos de trinchera debe ser bien drenado.




400x251px - 10.9 Kbytes

Figura 2. Corte esquemático de un silo de trinchera sin revestimiento

El piso de los silos búnker y trinchera debe ser revestido con los mismos materiales de las paredes, dejando un desnivel de 5 por mil hacia un extremo y un canal central o dos canales laterales a lo largo del piso del silo, para facilitar la salida de los líquidos exprimidos del ensilaje.
De montón: Se puede hacer directamente sobre la tierra, sobre un tela asfáltica o sobre un piso de concreto. Se puede cubrir igual que los anteriores con plástico, tamo o tierra.
Silos de plástico para comprensión al vacío: Corresponde a uno de los tipos de silos que se pueden hacer a pequeña escala. Para ello es conveniente disponer de láminas de plástico para ubicarlas en el piso como para revestir el forraje picado y tener un cierre hermético de los plástico y un medio de extracción del aire.
Lámina de plástico para envolver el forraje: Debe ser de calibre 4 o 6. La lámina de calibre 4 tiene 0,1 milímetros de espesor. Conviene que la lámina sea de color negro o blanco lechoso para que no deje pasar los rayos solares a la masa de forraje. Estas láminas se fabrican en diversos anchos hasta un máximo de 12 metros. Para los silos de tipo medio, la más utilizada es la de 3 a 5 metros de ancho. Se necesitan dos láminas, una para colocar en el suelo debajo del montón y otra para cubrirlo.
Cierre hermético que sirva para unir las dos láminas del silo: El cierre consiste en dos tubos de plástico; uno exterior, abierto a lo largo y cuya sección tiene forma de C, y otro más delgado que encaja perfectamente dentro de él. Entre ambos se colocan los extremos de las láminas de plástico en la forma que se indica en la Figura 3 y quedan presionadas una contra la otra.
Un tubo para extraer el aire del silo: El tubo de aspiración debe tener 3 o 4 centímetros de diámetro y ser suficientemente consistente para que no se aplaste al hacer el vacío. Va metido en parte dentro del silo y parte fuera de él. El trozo que se coloca entre el forraje debe llevar unos agujeros laterales de un centímetro de diámetro aproximadamente, por los que se efectuará la aspiración del aire entre el forraje. La distancia entre agujeros puede ser de 10 a 20 centímetros.
Una máquina de vacío, que puede ser un descompresor o una máquina de ordeño mecánico.
Cinta adhesiva para tapar herméticamente los agujeros de pequeño tamaño que pueda hacer en el plástico o en sus uniones.
Para hacer el silo se procede de la siguiente manera:
• Se pone una capa de paja blanda en el suelo para que no se pique la lámina de plástico.
• Se extiende encima de las láminas de plástico. Para calcular el tamaño de esta lamina, se tendrá en cuenta que su longitud y anchura deben ser 50 centímetros mayores que las que se desea tenga el silo una vez terminado.
• Se coloca el forraje a ensilar encima de la lámina y se va formando un montón, teniendo la preocupación de dejar alrededor de el unos 25 centímetros de lámina de plástico sin cubrir de pasto, que se utilizarán para cerrar el silo.
• La altura que va a tener el montón será tal, que al cubrirlo con la lámina superior, sobren de ella unos 25 centímetros de plástico por todos los lados parra poder hacer el cierre.
• El tubo de aspiración debe colocarse entre el forraje a unos 20 centímetros de la cresta del montón.
• Después se cubre todo con la lamina de plástico superior.
• Se da salida a la tubería de aspiración por un punto de la lámina superior, y se fija los bordes de la abertura al tubo, por medio de cinta adhesiva.
• Se procede a cerrar el silo, siguiendo todo su contorno de forma que se cojan los bordes de las láminas superior e inferior entre los dos tubos que forman el cierre.
• Se pone en funcionamiento la bomba de vacío.
• Cuando el plástico se ha pegado bien a la masa de forraje, se para la máquina con el fin de descubrir los pequeños agujeros que puedan originarse y que producen un característico silbido.
• Después de reparados, se vuelve a poner en marcha la máquina de vacío, y se le hace funcionar hasta que la altura del montón no se reduzca. Entonces, se desconecta la máquina y se cierra herméticamente la boca del tubo. Con ella queda el silo terminado.
• Al cabo de unas horas se observa que se hincha el silo, debido al anhídrido carbónico formado. Esto no debe preocupar; poco a poco desaparece este inflado.
• Si se acumula liquido en la parte más baja del silo, se pincha para darle salida, y después se repara la abertura con cinta adhesiva.
• El tamaño de las láminas de plástico y la capacidad de la bomba de vacío deben ser adecuados al peso del forraje a ensilar. Conviene que la extracción del aire se realice en unas dos horas.
Alimentación con ensilaje: El valor nutritivo del ensilaje depende de su composición química y digestibilidad, así como de la cantidad consumida por los animales.
El ensilaje no mejora el forraje, pero si conserva por largo tiempo gran parte de su calidad original, si se ha hecho adecuadamente. Su valor decrece cuando está contaminado con hongos, rancio o demasiado húmedo.
La cantidad de ensilaje consumido depende del tamaño del animal, de la raza, del contenido de nutrientes, de la gustosidad. En la siguiente tabla aparecen las cantidades de ensilaje consumidas por animales de raza lechera en distintos estados de desarrollo.



CONSUMO DIARIO APROXIMADO DE ENSILAJE POR BOVINO DE RAZA LECHERA, SEGÚN SU ESTADO DE PRODUCTIVO Y EDAD

Animal Cantidad Kg/día
Vacas en producción 30 – 50
Vacas seca 30 – 40
Novillas de 360 Kg 25 – 35
Novillas de 300 Kg 20 – 35
Novillos y toretes 20 – 35
Terneras de cinco meses 9 – 13


HENO

El heno se prepara cortando el forraje verde cuando tenga de 75% a 40% de humedad; esta debe reducirse al 20% o 25% o aún menos antes de almacenar el heno. Durante el almacenamiento el contenido de humedad no debe ser superior al 15%, para impedir la pérdida de nutrientes por fermentación o enmohecimiento que perjudican el valor nutritivo y la gustosidad y para evitar el peligro de combustión espontánea.
El proceso de elaboración del heno, partiendo desde la pradera lista para ser cosechada y finalizando en la entrega de la paca, se describe en varios pasos, como sigue:
1. Corte: se realiza con la máquina cortadora ensamblada al toma fuerza del tractor. Esta labor debe llevarse a cabo en horas de la mañana para así aprovechar el sol durante el día; el rendimiento va a depender de la densidad y altura del pasto, como también de lo limpia que se encuentre la pradera de troncos o de arboles que interfieren en el corte. Preferiblemente se debe usar una segadora con acondicionadora pues pasa el pasto cortado por entre dos rodillos de caucho que lo exprimen acelerando su deshidratación.
2. Deshidratación o secado: Se efectúa por el estado del tiempo, por lo que se hace necesario que el trabajo de henificación se realice en épocas de sequía o de lo contrario este proceso va a incidir en los rendimientos y en la calidad del heno. Para acelerar el proceso de deshidratación se hace uso del rastrillo hilerador que cumple las funciones de volteo y organización de los surcos para facilitar la recolección del pasto en el proceso siguiente. Es recomendable que el pasto permanezca en el campo solamente entre 12 y 24 horas. Periodos mayores aumentan las pérdidas e incrementan los riesgos de deterioro por lluvia y otros factores.
3. Enfardado: Consiste en la recolección del pasto por la máquina enfardadora, la cual entrega la paca de heno lista para almacenar, las pacas quedan en el suelo y luego se transportan al lugar de almacenamiento.

Estas labores se realizan normalmente con la ayuda de tractores, el equipo completo de henificar y los zorros para la recolección y transporte del heno a donde se va a acopiar.
Uno de los factores más importantes en la henificación es la época en la cual se corta el pasto. Cuando se corta demasiado maduro para obtener un rendimiento más alto y un “curado” o secado más rápido, se obtiene un forraje con mayor contenido de fibra y menor contenido de proteína, por consiguiente de menor calidad. Este fenómeno es especialmente grave en los pastos tropicales que pierden calidad muy rápidamente cuando maduran.
Las especies más utilizadas en el trópico para henificación son ángleton, pangola, guinea y sorgo forrajero en mezcla con kudzú o con leguminosas nativas, potencialmente muchas otras especies se podrían utilizar como buffel, brachiaria, puntero, etc.
Los rendimientos que se han obtenido en potreros de ángleton (Dichantium aristatum), climacuna (Dichantium annulaum), es en promedio de 300 - 400 pacas de 14 kg. por hectárea, con pasturas manejadas con riego y fertilización con 1 a 2 bultos de urea/Ha después de cada corte y una fertilización de fósforo y potasio una vez al año.
El potrero o área a henificar debe ser plano y fértil; con anterioridad debe destroncarse ya que la máquina es delicada. También es recomendable la aplicación de fertilizante a la pradera destinada para henificación, para aumentar la producción de forraje; la mejor respuesta se ha presentado con la aplicación de nitrógeno en dosis de 50 kg/Ha, fraccionado en dos aplicaciones una a los 15 días y otro a los 30 días después del corte.
Existe un método sencillo para determinar si el pasto esta suficientemente seco para almacenar como heno: se toma una muestra al azar y se introduce en un frasco de boca ancha; se agrega una cucharadita de sal seca y fina, se agita varias veces y se invierte el frasco; si la sal sale seca y fina, está listo para almacenar, pero si se sale compacta, el material tiene mucha humedad.
En producción de rumiantes (bovinos, ovinos y caprinos), se puede manejar la utilización de heno de leguminosas o de forrajeras con altos niveles de proteínas. Este método de cortar la hojas de dejarlas expuestas al sol, ya sea sobre superficies de cemento o de láminas de plástico negro, que ayudan a secar las hojas y dejarlas como heno, se constituye en una alternativa se suplementación de alta calidad, fácil almacenamiento y el ofrecimiento a los animales de un concentrado natural con un nivel alto de materia seca.
Para saber el momento adecuado de recoger las hojas de leguminosas y de forrajeras se debe tomar una pequeña cantidad en la mano y aprisionarlas y al sentir un sonido crujiente este es el momento de almacenarlas, el cual puede ser en bolsas de fibra y de allí se llevan a una bodega donde se debe ubicar alejados de la humedad para evitar hongos.
Una vaca de ordeño de 450 kg, puede ser suplementada con 3 a 5 % en peso vivo con hojas frescas de leguminosos (matarratón o leucaena), o de otros forrajeras (morera, ramio entre otros), es decir entre 13,5 a 22,5 kg/animal al día; este sistema de suministro fresco requiere ir al corte todos los días; sin embargo cuando se henifica se necesitan entre 5 a 8,5 kg. de heno de leguminosas/ animal por día. La diferencia del heno de leguminosas o de otro forrajera es que se puede hacer una minga y entre varios trabajadores, hacer el corte, el secado y almacenamiento y el suministro de este material, si lo hace un solo operario, pero con ello se gana en la forma de suministro, la cual se puede dar una parte durante el ordeño o una vez terminado el mismo.

ALMACENAMIENTO Y SUMINISTRO DE HENO
Durante el almacenaje la calidad del heno presenta pequeñas variaciones con relación a la calidad de éste inmediatamente después del secado. Estas pequeñas variaciones registradas ratifican la bondad de la henificación en el mantenimiento de la calidad nutricional del forraje.
Por lo tanto, la conservación de forrajes en forma de heno ha sido, es y continuara siendo la mejor forma de mantener su inicial valor nutritivo durante mucho tiempo.
Para poder conservar la calidad del heno, se debe almacenar en lugares bajo techo y con buena ventilación. Se han construido para ello bodegas en las cuales solamente se protege el producto de las lluvias y el sol. También se han utilizado los cobertizos naturales (árboles) para dejar allí el heno que se ha de usar en los primeros días de verano.
Para el suministro a los animales se han utilizado comederos hechos con materiales de la región en el mismo potrero, los cuales han funcionado perfectamente. También se ha suministrado el heno en el suelo a lo largo de la cerca eléctrica, con el inconveniente de que se presenta una mayor pérdida.
El heno es transportado del lugar de almacenamiento a los comedores de los potreros, en coches jalados por bestias; estos comederos están construidos en madera y guadua estilo tolva.

Los henos se clasifican para el mercado de acuerdo con parámetros que consideran: olor, color, contenido de hojas, textura de tallos, y presencia de materiales extraños

HENOLAJE

El henolaje desde el punto de vista técnico es un proceso de conservación con el mismo objetivo e idénticas reacciones que el ensilaje tradicional. Se presentan diferencias en la maquinaria utilizada, en algunos pasos del proceso y en el contenido de materia seca del producto resultante, razones por las cuales el henolaje es considerado como un ensilaje con presecado.

Pasos durante el proceso de Henolaje:
Corte del forraje y aplicación de aditivos: la máquina cortadora empleada aquí, es diferente a la cortadora picadora utilizada en el ensilaje tradicional. Esta máquina contiene además de las cuchillas para cortar, dos rodillos de caucho enfrentados que aprisionan el material para deshidratarlo y facilitar su compactación posterior. El material cortado (más no picado), se deja en el campo para facilitar la deshidratación, debiendo ser volteado a intervalos periódicos de dos a cuatro horas, con un rastrillo acondicionador
Hilerado: se realiza cuando el forraje presenta la humedad adecuada para el almacenamiento (60 a 65%), mediante el rastrillo acondicionador.
Enfardado: el forraje no picado se enfarda con enfardadoras de rollo, que producen fardos cilíndricos de 600 a 800 kilogramos de peso. Estos rollos son compactados, amarrados y expulsados en el campo por la máquina, la cual contiene un implemento adicional que permite la aplicación de los aditivos necesarios para el proceso.
Empacado: se realiza lo más rápido posible para disminuir los efectos del aire y agua sobre el forraje. Este lo realiza una máquina que levanta el rollo, le da vueltas y lo envuelve en un plástico stretch, calibre 0.8, de color blanco. Este plástico impide la entrada de aire o agua al material forrajero, lo cual disminuye las pérdidas.
Almacenamiento de fardos: se debe escoger un sitio libre de piedras o madera que puedan romper el plástico en el momento de la caída, el lugar no se debe encharcar en épocas de lluvia. Hay que evitar la presencia de animales (ratas, aves, perros, etc.), que puedan dañar el plástico y sellar con cinta adhesiva cualquier agujero que se presente. Al igual que en el proceso de ensilaje, se debe esperar por un periodo de 3 a 4 semanas después de sellado para ser ofrecido a los animales.



250x150px - 8.5 Kbytes

Comentarios

 

     

Ver perfil público del propietario del blog

Artículos de Producciones Ganaderas Producción limpia de agro-procesos orgánicos de manera eficiente, fomentar la producción intensiva de explotaciones agropecuarias órgano-ecológicas en Colombia, panamá y costa rica. contactos 67772506-David Panamá.

     

     

Participantes

     


     

Buscador

     

     

     


     

     

     

     

     

Tagboard

     


     

Servicio cortesia de miarroba.com

Valid XHTML 1.0!

Valid CSS!

CSS - Tableless